Guias tecnicas de construccion imss tomo 1 pdf

8

Google Classroom: Formación de profesores

En la gestión de nuestro abastecimiento, buscamos asegurar un suministro confiable de materias primas, insumos clave y servicios, de acuerdo a las necesidades de nuestro negocio; esta es una estrategia para lograr la excelencia y la continuidad operativa en todos nuestros procesos.

Queremos ser un socio estratégico para todos nuestros proveedores, y que nuestras relaciones comerciales con ellos se basen en buenas prácticas comerciales con un profundo compromiso ético y en el beneficio mutuo a largo plazo.En nuestras interacciones, buscamos

Nuestro objetivo es proporcionar un excelente suministro de bienes y servicios a nuestras unidades de negocio, asegurando su óptima rentabilidad mediante la identificación y evaluación de los mejores productos y proveedores del mundo.

Para reducir los riesgos en nuestra cadena de suministro contamos con un proceso de debida diligencia al que debe someterse cada proveedor, y que proporciona información sobre el cumplimiento de las leyes y reglamentos que rigen sus operaciones, así como sobre cuestiones de conducta empresarial y social -prácticas discriminatorias, socios dudosos, entre otros-.

En el caso de nuestros proveedores de materias primas, este proceso de diligencia debida incluye un examen más profundo de sus calificaciones medioambientales y sociales. También identificamos a los proveedores que actualmente son los únicos que suministran determinados bienes críticos, con el fin de buscar otros posibles proveedores, comparar especificaciones y realizar pruebas para una posible autorización futura.

Problema 1 sobre la reducción del diagrama de bloques

México no ha desarrollado un tipo de contrato de construcción estándar general (modelo de contrato), aunque en algunos proyectos específicos se han utilizado formularios internacionales como FIDIC (Fédération Internationale des Ingénieurs-Conseils), AIA (American Institute of Architects – USA) y ConsensusDocs (USA).    Por el contrario, es común que las empresas constructoras utilicen su propio modelo de contrato tanto para la construcción (que suelen ser contratos a suma alzada o precio unitario) como para la ingeniería y el diseño (que suelen ser contratos de servicios).

Es importante mencionar que en México, la ley aplicable y la forma del contrato dependerán de si se trata de un contrato público (ejecutado entre una entidad privada y el Estado) o un contrato privado (ejecutado entre entidades privadas).

Cuando el contrato se formaliza y ejecuta con la Administración Pública, la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas establece las normas y/o elementos mínimos que deberán considerar los contratos regidos por dicha ley.    (Es importante tener en cuenta que México es una Federación conformada por 32 Estados y casi cada Estado tiene su propia regulación en materia de obra pública, por lo que la ley que rige dependerá de si el proyecto es o no federal).

TOP 5 de frases hechas en inglés | ¡Vocabulario que debes conocer! –

La tabla 3 presenta las características de los pacientes con DMT2. La mayoría (59%) eran mujeres. La edad media era de 62,3 años. Casi dos de cada cinco pacientes tenían un nivel educativo bajo (39% eran analfabetos o sólo tenían estudios primarios); casi la mitad estaban casados o vivían con su pareja. Casi el 30% eran amas de casa; el 17% estaban empleados y el 10% eran jubilados. La mayoría de los pacientes (76%) eran dependientes de miembros asegurados.Tabla 3

La tabla 4 recoge las condiciones clínicas y las características de la atención sanitaria de los pacientes incluidos. Más del 16% de los declarantes tenían diabetes desde hacía más de 15 años; sin embargo, la duración de la enfermedad era mayoritariamente inexistente (44%-77%). La hipertensión fue la comorbilidad más frecuente (60%). Aproximadamente el 31% de los pacientes tenía una complicación crónica, sobre todo enfermedad vascular periférica (14%), seguida de nefropatía diabética (11%). Sólo el 15% tenía un peso normal; el 36% tenía sobrepeso y el 33% obesidad.Tabla 4

Los pacientes con DMT2 eran usuarios habituales de los servicios sanitarios; en promedio, tuvieron 8,8 visitas en 2009. Entre el 10% y el 20% de los pacientes no recibieron ninguna prescripción de hipoglucemiantes; la mayoría (77%) recibió 1 o 2 fármacos. La metformina (37%) y la glibenclamida (46%) fueron los medicamentos prescritos con mayor frecuencia.La tabla 5 presenta los resultados de los indicadores de calidad de la atención. Hubo grandes variaciones entre las clínicas. Dos clínicas no tenían mediciones de HBA1c, mientras que las otras dos tenían una disponibilidad limitada. Los indicadores de detección oportuna de complicaciones variaron ampliamente: entre el 5% y el 52% de los pacientes recibieron evaluaciones completas de los pies; entre el 5% y el 22% fueron remitidos a un oftalmólogo; y entre el 46% y el 70% fueron examinados para detectar dislipidemia. Sólo el 4% recibió asesoramiento nutricional. En todas las clínicas, se recetó metformina (63%) a la mayoría de los pacientes con sobrepeso u obesidad; al 57% de los pacientes con hipertensión se les recetaron inhibidores de la ECA; el 43% de los pacientes con factores de riesgo cardiovascular recibieron ácido acetilsalicílico profiláctico; y el 48% de los pacientes con hipercolesterolemia recibieron una estatina.Tabla 5

Voces en Efekto 2010

ResumenDespués de la Segunda Guerra Mundial, la preocupación mundial por los usos de la energía nuclear y las fuentes de radiación en la agricultura, la medicina y la industria hizo que se exigiera la protección contra las radiaciones. A principios de la década de los sesenta la protección radiológica implicaba la identificación y medición de todas las fuentes de radiación a las que estaba expuesta una población, así como la evaluación y valoración de las poblaciones en función del peligro biológico que suponía su exposición. México no fue una excepción a esta tendencia internacional. Este trabajo se remonta a los orígenes de los primeros estudios sobre los efectos de las radiaciones y sobre los compuestos radioprotectores en el Programa de Genética y Radiobiología de la Comisión Nacional de Energía Nuclear fundado en 1960, en una época en la que los efectos de las radiaciones sobre los seres vivos y la protección radiológica exigían la atención de grupos de científicos muy localizados y la creación de instituciones tanto internacionales como nacionales, y su vinculación con la dosimetría y la protección radiológica hasta la década de 1990. Esta reconstrucción histórica examina la circulación del conocimiento, de los científicos y de sus recursos materiales y cognitivos, para mostrar que la radiobiología, con la dosimetría y la protección radiológica como ejemplos, no sólo se llevó a cabo con altos estándares internacionales en paralelo con las agencias internacionales, sino que también reflejó las necesidades materiales locales, incluyendo la estandarización de nuevas técnicas experimentales.




error: Content is protected !!