Cuantos tipos de expedientes clinicos existen

4

Tipos de registros en enfermería

Reclamaciones de bloqueo de información: Según las cifrasLa Ley de Curas del Siglo XXI (Cures Act), promulgada por el presidente Obama en diciembre de 2016, ordenó a la ONC que implementara un proceso estandarizado para que el público informara de las reclamaciones de posible bloqueo de información. Esta página de estadísticas rápidas muestra datos sobre reclamaciones…Ver

Adopción de historias clínicas electrónicas por tipo de servicio hospitalario 2019-2021En los datos de 2019 y 2021, el 86% de los hospitales de cuidados agudos generales no federales habían adoptado una historia clínica electrónica (HCE) certificada en la edición de 2015. En cambio, solo el 40% de los hospitales de rehabilitación y el 23% de los hospitales de especialidades habían adoptado una HCE Edición 2015…Ver

Tendencias nacionales en la adopción de historias clínicas electrónicas por parte de hospitales y médicosA partir de 2019, alrededor de tres cuartas partes de los médicos de consultorio (72%) y casi todos los hospitales de atención aguda no federales (96%) habían adoptado una HCE certificada. Esto marca un progreso sustancial desde 2013, cuando sólo el 59% de los hospitales y el 48% de los médicos habían adoptado una…Ver

Lagunas en el intercambio de información de los individuosEl 81% de los individuos acudió a un proveedor de atención médica al menos una vez en el último año. En general, el 32% de los individuos que acudieron a un médico en los últimos 12 meses declararon haber experimentado una brecha en el intercambio de información. Aproximadamente 1 de cada 20…Ver

Ficha del paciente

El intercambio electrónico de información sanitaria (HIE) permite a médicos, enfermeros, farmacéuticos, otros profesionales sanitarios y pacientes acceder adecuadamente y compartir de forma segura la información médica vital de un paciente por vía electrónica, lo que mejora la rapidez, la calidad, la seguridad y el coste de la atención al paciente.

A pesar de la disponibilidad generalizada de la transferencia segura de datos electrónicos, la mayor parte de la información médica de los estadounidenses se almacena en papel, en archivadores de diversas consultas médicas o en cajas y carpetas en los hogares de los pacientes. Cuando esa información médica se comparte entre los proveedores, se hace por correo, fax o -muy probablemente- por los propios pacientes, que a menudo llevan sus registros de una cita a otra. Aunque el intercambio electrónico de información sanitaria no puede sustituir a la comunicación entre proveedores y pacientes, sí puede mejorar en gran medida la exhaustividad de los historiales de los pacientes (lo que puede tener un gran efecto en la atención), ya que durante las visitas se revisan conjuntamente los antecedentes, la medicación actual y otra información.

Si un consultorio ha incorporado con éxito el envío de información de los pacientes por fax a su flujo de procesos empresariales, podría preguntarse por qué debería hacer la transición al intercambio electrónico de información sanitaria. El intercambio de información tiene muchas ventajas, independientemente del medio por el que se transfiera. Sin embargo, el valor del intercambio electrónico es la estandarización de los datos. Una vez estandarizados, los datos transferidos pueden integrarse sin problemas en la historia clínica electrónica (HCE) de los destinatarios, mejorando aún más la atención al paciente. Por ejemplo:

Ficha de salud

Los avances en imagen médica y la proliferación de pruebas de diagnóstico y detección han generado montañas de datos sobre la salud de los pacientes. La tecnología de la información digital parecía estar a punto de revolucionar la atención sanitaria en Estados Unidos desde 2009, cuando la administración Obama incluyó esta tecnología en sus planes para reactivar una economía que se hundía. El gobierno estadounidense ha gastado decenas de miles de millones de dólares en poner la información de los pacientes al alcance de los médicos, pero muchos de ellos han llegado a odiar sus ordenadores. Abrumados por el trabajo administrativo, pasan más tiempo introduciendo datos que interactuando con los pacientes. Hasta ahora, las historias clínicas electrónicas no han sido la panacea de la eficacia y la seguridad que muchos esperaban. Pero se están detectando problemas y, a medida que estos sistemas van madurando, todavía hay esperanzas de que estén a la altura de su potencial.

Tipos de historias clínicas

Parece que estás usando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, puede ver resultados inesperados.

Los datos clínicos son un recurso básico para la mayoría de las investigaciones médicas y de salud. Los datos clínicos se recogen durante el curso de la atención al paciente o como parte de un programa de ensayo clínico formal.  Los datos clínicos se dividen en seis tipos principales:

El tipo más puro de datos clínicos electrónicos, que se obtiene en el punto de atención en un centro médico, hospital, clínica o consulta. A menudo se denomina historia clínica electrónica (RME) y, por lo general, los investigadores externos no pueden acceder a ella. Los datos recogidos incluyen información administrativa y demográfica, diagnóstico, tratamiento, medicamentos recetados, pruebas de laboratorio, datos de monitorización fisiológica, hospitalización, seguro del paciente, etc.

Los datos de reclamaciones describen las interacciones facturables (reclamaciones de seguros) entre los pacientes asegurados y el sistema de prestación de asistencia sanitaria. Los datos de siniestros se dividen en cuatro categorías generales: pacientes internos, pacientes externos, farmacia y matriculación. Las fuentes de datos de reclamaciones pueden obtenerse del gobierno (por ejemplo, Medicare) y/o de empresas comerciales de salud (por ejemplo, United HealthCare).




error: Content is protected !!