perfectamente inelástica 1

10 ejemplos de Demanda Perfectamente Inelástica

0

Antes de hablar de ejemplos de demanda perfectamente inelástica, vale la pena tomar algunos minutos para revisar a qué se refiere este término. Todo comienza con la elasticidad, concepto desarrollado por el economista inglés, Alfred Marshall. Lo que la elasticidad hace es medir y calcular los cambios (positivos y negativos) que sufre el mercado de ventas a raíz de la interacción entre los precios y la demanda de productos, bienes y servicios. Existe la elasticidad unitaria, elástica, inelástica, perfectamente elástica y perfectamente inelástica.

La elasticidad de la demanda (Precio-Cantidad)

perfectamente inelástica 1

Cada uno de estos tipos de elasticidad hacen referencia a las distintas variaciones que afectan la demanda de un servicio o producto cuando su precio es cambiado. La economía se vale de las fórmulas de la elasticidad para conocer qué tipo de demanda o elasticidad hay y si esta cambió de forma positiva o negativa. Es decir, si la demanda subió o bajó. 

Demanda o elasticidad perfectamente inelástica

En el caso de la demanda (o elasticidad) perfectamente inelástica, se hace referencia a aquella variación que en realidad no existe. Lo que quiere decir que cuando un producto o bien en el mercado varía su precio, las ventas (demanda) del mismo no se ven afectadas, sino que sencillamente se mantienen igual o sufren una variación porcentual muy, pero muy pequeña (insignificante).

10 Ejemplos de Elasticidad (Demanda) Perfectamente Inelástica:

Los ejemplos de este tipo de elasticidad son variados. Hoy presentamos 10 de ellos para terminar así ayudarte a comprender de manera más simple el concepto. Resulta importante decir que esta elasticidad se hace presente la mayoría del tiempo cuando el bien, servicio o producto no tiene un sustituto, es decir no hay quien compita con él o que pueda reemplazarlo.

La Gasolina

perfectamente inelástica 3

Se trata de un bien industrial. Un servicio de demanda masiva en todo el planeta tierra. Se puede decir que la gasolina es el combustible que mueve al mundo, y aunque se han desarrollado y se siguen desarrollando nuevas formas de combustible que sean amigables con el medio ambiente, todo parece indicar que la gasolina seguirá formando parte del día a día de las personas.

Y es que al tratarse de algo tan necesario, el incremento de su precio no hará que su consumo baje, de igual modo una disminución en su costo tampoco hará que su compra aumente de forma desmedida. 

El Gas Natural

perfectamente inelástica 4

Estamos en presencia de otra demanda perfectamente inelástica. El gas natural, al igual que la gasolina no tiene un sustituto igual de accesible y funcional; y aunque también contribuye al calentamiento global, la demanda de este bien no cambiará aunque su costo aumente, disminuya o se mantenga. 

La Insulina NPH (Humana)

perfectamente inelástica 5

Es uno de los productos que representa mejor la demanda perfectamente inelástica, esto se debe a que las personas que padecen de diabetes están en la obligación de consumir insulina para poder vivir. Es decir, son insulinodependientes. Asimismo sucede con otros tipos de medicinas, por lo cual el área de la salud es una de las que más experimenta la elasticidad perfectamente inelástica.

El Agua Potable

perfectamente inelástica 6

Se puede decir que nadie en el mundo puede prescindir de este recurso vital para poder vivir. El agua tratada para el consumo humano siempre será necesaria y no puede ser sustituida por absolutamente nada. Por ende las personas siempre comprarán agua potable sin importar qué precio esta tenga.

Los Cigarrillos

perfectamente inelástica 7

Parece una locura, pero este producto, aún siendo dañino para la salud, también presenta una demanda 100 % inelástica. Y es que el cigarro, como también se le llama, es la forma legal de consumir nicotina, que en sí es una droga estimulante. De hecho es debido a la adicción que produce en sus consumidores que este producto no sufre grandes variaciones con respecto a su demanda, sin importar el cambio en su valor.

La Electricidad

El servicio de electricidad llegó a los hogares en el siglo XIX y a partir de allí su alcance a nivel mundial no ha dejado de crecer. La electricidad llegó a nuestras vidas para quedarse, ya que sin duda alguna facilita una cantidad enorme de tareas. Si lo pensamos por un minuto difícilmente encontremos algo en nuestras vidas en lo cual no esté involucrada la electricidad. Por ello resulta evidente que siempre será un ejemplo de la demanda inelástica perfecta.

La Sal común (Comestible)

Este es un producto del cual no existe sustituto, por esa razón las personas seguirán adquiriendo sal de mesa, como también se denomina, ya sea para sazonar sus alimentos o como conservante de carnes y pescados. 

Chocolate

Estamos delante de otro producto de consumo humano que no posee sustituto alguno. Si bien se trata de algo que no es obligatoriamente necesario para vivir; aquellas personas que lo consumen constantemente llegan a desarrollar cierto nivel de adicción. De este modo podemos concluir que así como pasa en el caso del cigarrillo, sin importar el valor en el que se encuentre el chocolate, los amantes del mismo seguirán comprándolo.

Antihipertensivos

Así como sucede en el caso de los insulinodependientes, las personas que padecen de hipertensión necesitan adquirir antihipertensivos que les ayudan a regular su presión arterial. Sin ellos se arriesgan a sufrir un derrame cerebral o infartos, por ende su precio no influirá en su consumo.

Microsoft (Windows)

Microsoft es una empresa tecnológica que desarrolla el único software que funciona para cualquier computadora en el mundo (exceptuando las Mac de Apple). La compra de Windows y sus actualizaciones no dejarán de suceder a pesar de que su valor incremente; puesto que miles de millones de personas y empresas dependen día a día de este sistema.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!